Mis queridos Exageraditos:

Comunicado:

Hola, en primer lugar quiero darte las gracias por visitar mi blog, sea porque pasaste de casualidad o llegaste a través de otra persona, en segundo lugar me gustaría realmente visitar también tu blog, y más si eres mi seguidor porque me gustaría ser tu seguidora también; sin embargo, mi querido amigo, muchas veces no he podido acceder a tu blog porque no es visible el enlace respectivo, no es por falta de interés...¡jamás!, así que te pido un favor, si pasas por aquí y me sigues o no, te invito a dejarme un comentario, porque así me es más fácil llegar a tu blog. Si así lo haces no dudes que te visitaré prontito.
Palabra de Nina ♥
Mira que ya pasaron por aquí:

Gracias...los quiero

domingo, 31 de octubre de 2010

La Promesa

La mamá de mi bicho es una persona de esas que ya casi no existen, tiene la moral subida hasta la azotea, y es tan quisquillosa para estos asuntos que no hay domingo que no asista a la misa de 8:00 a.m, y a la de 6:00 p.m; además de autoimponerse y auto imponer cuanta penitencia conozca; ¡Que si quince rosarios por la salud de fulanito!, ¡que si veinticinco Padrenuestros por la promesa tal! ¡que si treinta avemarías por el milagrito aquel! Es tan pegada al catequesis como no he conocido a nadie en mi vida.
Mi bicho, cuya verdadera devoción únicamente ha sentido por mi (a decir del propio bicho) se ha visto forzado a cumplir una promesa que su madre hizo a uno de tantos patronos que pululan por allí para toda clase de peticiones y milagros, y de buena fuente he sabido que si por casualidad no hay uno a su gusto, pues doña Dorita, se lo inventa.
La promesa consiste en ir de rodillas a una ciudadela apartada ubicada a unos 70 kilómetros de donde ellos viven. Mi bicho al enterarse de tamaña promesa, ha puesto el grito en el cielo, ha llorado, ha suplicado, se ha enojado y hasta ha pataleado como nene; sin embargo doña Dorita, fiel a su acérrimo carácter, no se ha doblegado ante el llanto desgarrador del bicho, por el contrario le ha increpado que la promesa que le hizo a su patrono favorito, era por el favor de tener un hijo sano y fuerte, y que estando éste ya crecidito era tiempo que cumpliera por si mismo aquel ritual. Así que mi bicho ha tenido que acatar dicha orden. Sin embargo yo por mi parte opino que el patrono de doña Dorita como que no cumplió a cabalidad con el encarguito, pues basta verlo para darse cuenta que está lejos de ser un muchacho sano y mucho menos fuerte. Siendo esto así estimo que el cuerpo de mi bichito no rinde para ese esfuerzo, y lo peor de todo es que podría quedar medio muerto a mitad de la carretera, sin que haya quien lo auxilie, podrían asaltarlo, podría pasarle una y mil desventuras. Sin embargo, ya que madre es madre, doña Dorita ha intercedido ante los santos pidiendo una ligera concesión, de tal manera que el bicho ya no tendrá que ir de rodillas, sino a mula, y entre todos los males le tocó el menos malo, así que en el transcurso de la semana el bicho partirá, cual fiel devoto, a cumplir las promesas de su mamacita.
Él me ha pedido que lo acompañe, pero le he dicho que el voto es de su madre no el mío, que yo tengo mis propios santos que, a diferencia de los de su mamá, no me andan pidiendo tamañas cosas, basta unos cuantos cirios, una que otra limpiadita de su altar y solucionado el asunto. Así que allá irá solito el bicho, mientras que yo lo esperaré aquí y desde aquí le haré barra para que aguante el viaje, y para que a su regreso no haya mucho que arreglar en él…¡vaya con la promesa de doña Dorita!.

2 comentarios:

Alezhi dijo...

Yo respeto mucho esas manifestaciones de fe y agradecimiento cuando uno es beneficiado por un santito, pero definitivamente creo que es mas provechoso que uno haga algo bueno por el prójimo o como luego dicen, portarme bien, no se, creo que eso podría tener mas valor o relevancia que andar de rodillas, pero ahora si, pues cada quien hace lo que cree que es lo mejor

alisdei adiestradora de mosquitos dijo...

Bonito blog ,leerias el mio http://elsoldaditovaliente2.blogspot.com/

Más exageraciones por leer